Descripción

La menta es una hierba que crece en muchas regiones del mundo pero tiene su origen en la región mediterránea y fue el imperio romano el que se encargó de transportarla hacia varios lugares para luego ir propagándose. Debido a sus diversas propiedades, se ha convertido en una hierba muy popular.

  • El mentol que contienen las hojas de menta, funciona para combatir los dolores musculares, por eso lo puedes preparar en menjurge o en infusión.
  • Las hojas de menta en infusión, ayudan a disipar dolores de cabeza y mareos.
  • Las hojas de menta poseen componentes benéficos para el corazón y el resto del sistema cardiovascular. Contribuyen a una circulación sanguínea adecuada.
  • Esta planta, por sus propiedades, se utiliza con frecuencia para el tratamiento de cólicos, náuseas y para regular el vómito.
  • La menta contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales en sus hojas, y éstas contienen propiedades que son de gran relevancia en el proceso digestivo.
  • La menta posee un alto contenido de mentol que es un gran aliado para despejar las vías respiratorias.
  • Las hojas de menta contienen propiedades antisépticas que son útiles para refrescar el aliento, matando las bacterias que ocasionan mal aliento.
  • La menta es una excelente aliada contra la pérdida de la memoria y para tratar la rinitis alérgica.
  • Es efectiva para ayudar a la madre durante la lactancia materna.
  • La menta es efectiva para la pérdida de peso y durante las dietas.
  • Si la colocas en un infusor y como desodorante de ambiente, es efectiva contra la depresión y la fatiga.